Museo Casa Ibáñez

Concebido entre 1996 y 2004 por el pintor Andrés García Ibáñez, el Museo Casa Ibáñez se ha consolidado como una de las mayores colecciones de Arte Contemporáneo de Andalucía. En él pueden encontrarse 12.000 piezas pertenecientes a la colección particular del artista, que incluye tanto su obra personal como diversas adquisiciones. De este modo, la visita al museo ofrece la oportunidad de conocer el universo creativo de Andrés García Ibáñez en su totalidad: no únicamente su obra, sino sus gustos e influencias creativas.

El Museo Casa Ibáñez recoge obras del Arte español moderno y contemporáneo, prestando una especial atención a la tradición figurativa española. Así, junto a la pintura del artista olulense, la exposición cuenta con obras de Goya, Sorolla, Benlliure, los Madrazo, Benedito, Chicharro, Benjamín Palencia, Pinazo, Tàpies, Saura, Golucho y Antonio López entre muchos otros. Por otra parte, en el Museo Casa Ibáñez también pueden encontrarse piezas de los autores almerienses más representativos del siglo XX, como Ginés Parra, Perceval, Capuleto, Gilabert y Pérez Siquier.

El Museo Casa Ibáñez está formado por 16 salas de exposición: 14 destinadas a la exhibición de la colección permanente y 2 dedicadas a acoger distintas exposiciones temporales a lo largo del año. En estas catorce salas de exposición permanente puede contemplarse una cuidada selección de obras de García Ibáñez (al que se dedican siete salas del museo), así como una interesante colección de pintura y escultura de los principales artistas españoles de los siglos XIX, XX y XXI, una abundante recopilación de grabados de Goya (de los que destacan las series completas de los Caprichos y los Disparates). Asimismo, el edificio conserva una importante selección de piezas de cerámica popular española.

Este museo se ha consolidado como una de las dotaciones culturales más significativas del Sureste español, y forma parte del Registro Andaluz de Museos de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía desde el año 2007. Hermandado con el Museo Ibáñez de Melilla, su gestión corresponde a la Fundación Museo Casa Ibáñez, creada en 2005, que además tiene como objetivo potenciar el interés por  la pintura y el arte entre los más jóvenes.