Centro de Arte José Guerrero

Ubicado en la Alcaicería, el Centro de Arte José Guerrero destaca a simple vista por su innovadora arquitectura. Dedicado a uno de los artistas más prestigiosos de la ciudad, la colección permite observar las etapas más representativas del autor: sus primeros pasos en la pintura inspirado por Picasso y Matisse en la década de los 40, su contacto con la abstracción de los años 50, el pop art, la madurez artística y el hallazgo de un sistema formal propio.

El inconfundible edificio que tiene como sede se emplaza frente a la catedral de Granada. Presenta una estructura arquitectónica muy original, moderna y minimalista que contribuye a la admiración del arte y destaca del resto de construcciones de su entorno. En un interior repleto de grandes espacios transparentes, salas amplias y neutras pero con un carácter propio, cada pieza destaca por sí misma. El color de las obras expuestas resalta contra la blancura de la sala, así como el cielo y la fachada de la catedral, que pueden admirarse gracias a un mirador acristalado.

En el Centro de Arte José Guerrero tienen su espacio dos salas de exposiciones. Una de ellas está dedicada a José Guerrero y aloja la muestra permanente: en sus cuadros rompe con la figuración, con la abstracción y con el paisaje. La segunda sala está dedicada a las exposiciones temporales, con lo que se pretende fomentar el amor por el arte de los ciudadanos y las nuevas creaciones artísticas.

Por otra parte, el Centro José Guerrero también programa diversas actividades: talleres, conferencias, conciertos, muestras de cine y vídeo, concursos de fotografía y distintas presentaciones.