CGAC

Centro Gallego de Arte Contemporáneo

El CGAC -Centro Gallego de Arte Contemporáneo- está activo desde 1993 y se sitúa en una de las zonas monumentales más atractivas y fascinantes de Santiago de Compostela, junto al centro histórico, cerca del convento y próximo la iglesia de San Domingos de Bonaval. El principal objetivo del centro es convertirse en un museo dinámico, participativo y multidisciplinar capaz de acercar el  arte a la sociedad a través de la reflexión sobre cuestiones principales tocantes a la creatividad artística contemporánea.

El CGAC se exhibe una colección de arte creada en 1995 y que, desde entonces, no ha dejado de crecer. Su repertorio ha ido incorporando obras gallegas, nacionales e internacionales, siempre aportando una especial relevancia a los creadores españoles, portugueses y latinoamericanos. Estos fondos han ido incrementándose a través de una política de adquisiciones muy coherente basada en criterios de calidad y diversidad. Actualmente el CGAC cuenta con más de 1.200 piezas obtenidas a través de donaciones de coleccionistas particulares, instituciones o artistas, así como mediante la compra a cargo de los presupuestos anuales del museo.

Esta colección permanente está formada por obras de artistas que han consolidado su trayectoria creativa a partir de la segunda mitad del siglo XX, y algunas de estas piezas han sido concebidas especialmente para los espacios del Centro Gallego de Arte Contemporáneo. Además, el depósito del museo alberga fondos procedentes de otras importantes y variadas colecciones como la Colección Xunta de Galicia o la Colección Carlos Areán.

Mediante exposiciones temporales, ciclos de cine, conferencias, talleres, conciertos y seminarios, el CGAC pretende involucrar a un amplio abanico de personas: desde el sector profesional artístico y cultural hasta estudiantes de bellas artes e historia, sin olvidar a todos aquellos interesados en la reflexión estética, la imaginación y la creatividad. Junto con estas actividades, el Centro Gallego de Arte Contemporáneo desarrolla programas especialmente pensados para centros educativos, colegios e institutos, así como un servicio de visitas guiadas para acercar a los diferentes colectivos de público a la historia y la interpretación de la obras de arte actual y, por extensión, del mundo en el que vivimos.

El edificio en el que el CGAC tiene su sede se identifica con la arquitectura moderna, el racionalismo y la historia de Santiago de Compostela. La luz, la línea y el volumen del arquitecto Álvaro Siza dan paso a una construcción austera que conecta con las tradiciones gallegas, así como el material utilizado tanto en los exteriores como en la cubierta: la piedra de granito, elemento constructivo gallego por excelencia. Otro elemento relevante es el huerto del convento, recuperado por Álvaro Siza e Isabel Aguirre, paisajista gallega. Este jardín se rehabilita con una serie de plataformas descendentes que funcionan como ejes organizadores del edificio y que sirven para estructurar el edificio en dos grandes bloques: uno formado por las salas de exposiciones y almacenes, junto con otro que aloja las oficinas, bibliotecas y auditorio. Entre ambos se crea un espacio triangular, que el CGAC utiliza tanto como distribuidor como sala de exposiciones.