Museo del Revellín

El Museo del Paseo del Revellín ocupa uno de los pabellones del antiguo Cuartel. Construido por el Cuerpo de Ingenieros Militares en el año 1900, sus fachadas presentan un estilo de inspiración neoclásica. En 1989 es declarado Bien de Interés Cultural y comienza su rehabilitación para apartarlo de la actividad militar y convertirlo en convertirlo en Museo.

El edificio se configura sobre un zócalo almohadillado, y cuenta con tres plantas decoradas con pilastras y vanos. El Museo del Revellín ocupa la planta baja y el primer piso.

Parte de la construcción está dedicada a la exposición permanente de la Sección de Arqueología, y en ella pueden encontrarse valiosas piezas de diferentes épocas y edades: Antigua, Medieval y Moderna. En cada una de ellas se abordan una serie de núcleos temáticos para comprender en profundidad cada periodo histórico. Además de exposición destacan dos salas dedicadas a diferentes exposiciones temporales a lo largo del año.