Escoda | Pinceles

Desde 1933 Escoda se dedica a la fabricación de pinceles, una larga experiencia que junto con la alta calidad de la materia prima hace que sea el referente que es a día de hoye en cuanto a la facbricación de pinceles a nivel nacional e internacional.

Emplean siempre los mejores pelos finos tanto en sintéitico como en Marta Kolinsky, en Petit Gris de Rusia, Oreja de Buey de Europa, Turón de EEUU y del Canadá, el Tejón de China o en los pinceles con pelo de poney proveniente de Mongolia. En los pinceles sintéticos también dipone de una amplia variedad de cerdas con diferentes colores, diámetros, nervio, dureza y durabilidad.Una pincelada exclusiva cargada de garantía de éxito, pues los Escoda son unos pinceles que se adaptan al trazo de todo artista.

Para artistas que trabajan con óleo, con acrílico, acuarelistas, ceramistas, quienes se dedican a la porcelana, la restauración, al vidrio e incluso los profesionales de ondontología entre muchas otras ramas y oficios... cualquiera puede encontrar en Escoda su pincel idóneo. Las cerdas están embutidas en una pieza metálica que suele estar recubierta de una fina capa de níquel y fijadas gracias a un triple ranurado exclusivo y registrado por la marca española.

Todos los mangos son de abedul y están pensados con un diseño específico que se ajusta mejor a la mano de quien trabaja con estas pequeñas joyas. En el mango también encontramos información muy útil, en ellos se estampa el número, la marca, el nombre de la serie, el tipo de pelo y la ciudad donde se ha fabricado el pincel que se tiene entre las manos. 

por página

Artículos 26 a 50 de 182 en total

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. ...
  7. 8
por página

Artículos 26 a 50 de 182 en total

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. ...
  7. 8

La historia de la casa Escoda nace a finales de 1933, cuando Josep Escoda Roig (1902-1982) fundador de la marca decide comenzar una pequeña empresa con sede en Sabadell, para hacer todo tipo de pinceles y brochas para la Decoración y las Bellas Artes. 

Con ello sutgió la primera fábrica que existió en Españla dedicada en exclusiva a la fabricación de pinceles y que aun sigue en vigor, consolidándose como la veterana y, por supuesto, toda una marca de referencia. Tan solo ceso la fabricación de pinceles Escoda durante la guerra civil española, aunque después retomó el negocio, se calcula que desde su creación se han creado unos 80 millones de pinceles. En un cálculo aproximado las cifras situan el nivel de fabricación cercano al millón de pinceles por año de existencia.  

Josep Escoda supo transmitir su buen hacer y su pasión por el trabajo bien hecho a sus hijos Josep y Ricard y éstos hicieron lo pertinente con sus respectivos hijos, siendo así la tercera generación de "Escoda" que trabaja para mejorar cada día el producto que tantos artistas necesitan para poder desarrollar su labor. En su fabricación cuentan con las mejores calidades provinientes de todos los lugares del mundo para ser trabajados en la población barcelonesa con el mayor de los cuidados para conseguir unos pinceles y paletinas excelentes.