Litografia, Tutoriales

Cómo reparar litografías dañadas

Este tutorial pretende dar unas nociones básicas sobre como reparar litografías dañadas. No trata de ser un cursillo para ser todo un profesional de la técnica, por lo que sólo recomendamos ponerlo en práctica de manera altruista para pequeñas reparaciones, en caso de necesitar una restauración, recomendamos dejarlo en manos de los profesionales del gremio.

Con este espacio, nos hemos propuesto dar unas líneas básicas de actuación en caso de querer reparar litografías con pequeñas imperfecciones, causadas por el paso del tiempo, el óxido, una salpicadura poco acertada o casos similares.

reparar-litografias-tutoriales-totenart

Materiales

reparar-litografia-tutoriales-totenart

Paso a paso

  1.  En primer lugar vamos a asegurar que la superficie esté lo más limpia posible, para ello pasaremos un trapito seco o un cepillo de cerdas muy suaves que eliminen toda mota de polvo demás.  Es importante hacerlo por ambas caras, para evitar sobresaltos en el papel cuando nos pongamos a trabajar. También debemos escoger una superficie lisa y no muy porosa para restaurar la litografía.
  2. Con la goma de borrar podemos eliminar las manchas superficiales que queramos eliminar de las zonas donde no haya dibujo impreso, el movimiento es sencillo, hay que frotar suavemente siempre en una misma dirección. En caso de querer restaurar una sección que sí esté impresa debemos tener en cuenta que luego tendremos que reponer ese color, por tanto tenemos que evitar tratar más zona de la debida.
    En esos casos rasgaremos muy sutilmente el papel con el cutter para levantar la sección estropeada sin ahondar demasiado en las fibras del papel.
  3. Para las zonas blancas, se puede mezclar una solución de una parte de agua, una parte de peróxido de hidrógeno, y tres gotas de amoniaco, esta especie de lejía blanqueará el papel. Hay gente que emplea lejía pura, pero ésta opción puede ser demasiado agresiva para el papel. optes por la opción que optes, después hay que aclarar el papel con unas gotitas de agua.
    En caso de ser una sección de color, podemos intentar igualar el tono aplicando tinta encima. Si no disponemos de tintas podemos intentar igualar el tono con óleo e incluso con acuarela, dependiendo del tipo de motivo que estemos intentando reparar.
  4. En caso de tener un pequeño rasguño o si es necesario reponer algún trozo de papel, se puede emplear un poco de papel de arroz fijándolo con un pegamento de almidón de arroz.  Por supuesto, siempre se utilizará este  retal de papel por la parte posterior a a la impresión. Para eliminar el agua y el exceso de cola, puede colocarse la litografía entre dos hojas de papel secante y en una pequeña prensa o simplemente colocando peso encima de los secantes.
  5. Protege la obra del paso del tiempo con el spray deacidificante. Es un spray incoloro que ayuda a que el papel conserve su acidez natural y no se oxide.

reparar-litografias-danadas-tutoriales-totenart

Por supuesto, ésto no es un tutorial sencillo ni algo que salga bien a la primera de cambio, por lo que, recomendamos infinidad de pruebas antes de ponerse manos a la obra. Dicho todo esto… ¿te atreves?

5 respuestas a "Cómo reparar litografías dañadas"

  1. Lucrecia 28 Dic, 2016 at 23:23

    por favor para la profesión de restaurador se tiene a cursar una licenciatura de 5 años, no se pueden dar recetas a la ligera

    Responder

    • Paula Herraiz 03 Ene, 2017 at 13:04

      Efectivamente Lucrecia es una apasionante profesion a la que le tenemos mucho respeto, por ello en el tutorial decimos que esto es algo para salir del paso en caso que algún artista cometa un error en una litografía. No como para aventurarse en la restauración como tal.
      Esperamos que sea entendido así.
      Muchas gracias por su comentario!

      Responder

  2. Ma Teresa 05 Jul, 2017 at 12:14

    Un remedio mas seguro es el de limpiar los grabados con agua destilada, sin tocar el grabado echándole el agua de una a dos veces con un papel secante debajo, pero siempre vigilándolo, para evitar exceso de manipulación, dejarlo secar naturalmente, entre entre el primer o y el segundo lavado, cambiando el papel secante. Cuando esta húmedo al final ponerlo sobre una membrana de fibra sintética, como un bocadillo, con algo de peso 24h. Este método es más seguro en mi opinión.
    Nota: hay que tener excesivo cuidado cuando hay algo escrito con lápiz, puesto que suele flotar, incluso cuándo hay color o tintas puesto que se pueden correr.

    Ma Teresa.

    Responder

  3. Ana María Fernández Méndez 23 Nov, 2017 at 01:50

    Muchas gracias por vuestros tutoriales. Como historiadora del arte, anticuaria de herencia con una tradición de casi 100 años y restauradora de arte (algo muy común en el gremio, porque de la restauración con los criterios académicos es difícil vivir salvo si te amparan las instituciones y además suele estar demasiado especializada y enfocada a obras de gran valor económico), comentaros que hacéis un gran trabajo con vuestra web y si los que dicen ser profesionales de la restauración se creen que con una carrera de 5 años saben, les invito a que visiten talleres de oficios, bajen del pedestal y vean en qué precios se venden originales en perfecto estado antes de ponerse a elaborar un presupuesto. Humildad ante todo… mis más de 10 años en la universidad sólo me han proporcionado acercamiento metodológico a mi realidad profesional. Saludos.

    Responder

    • Paula Herraiz 26 Dic, 2017 at 17:01

      Muchas gracias Ana María. Un saludo y mucho éxito profesional!!!!

      Responder

Deja un comentario