Serigrafia, Tutoriales

Que es la Serigrafia

Tutorial – Serigrafia
Serigrafia, Definicion.

Serigrafía (del latín sericum, seda, y grafos, dibujo).

Samuel Simón de Manchester, en el año 1907, patenta la idea de montar unas plantillas de estampacion sobre un soporte de seda, (antes las plantillas estaban sueltas). Este acto provocó el nacimiento de la serigrafía como técnica de estampar. (No obstante lo anterior, el origen de esta tecnica hay que encontrarlo en china).

En el presente siglo, y a partir de los primeros años se utiliza como proceso comercial. Desde entonces, muchos artistas hacen una serigrafía artística, siendo el pop-art y el op-art colaboradores aventajados.

Pop Art, Andy Warhol

Pop Art, Andy Warhol

La serigrafía tiene actualmente una gran importancia en el campo de la publicidad, sobre todo, porque su impresión se puede efectuar sobre cualquier tipo de superficie y en forma recta, curvada, quebrada…

Básicamente existen tres tipos de telas utilizadas en la serigrafía: naturales, sintéticas y metálicas. (Hay que tener muy en cuenta las caracteristicias de cada una de ellas para que se adecuen perfectamente al trabajo para el que las vayamos a utilizar).

Las primeras, llamadas tambien sedas fotográficas, se caracterizan porque sus impresiones son uniformes y de escaso relieve de tinta. No es conveniente mojarlas a más de 50 grados de temperatura, ya que se puede perder el impermeabilizante, con lo que se perjudica la cohesión del tejido. Hay que tener tambien mucho cuidado al utilizarlos, ya que les atacan los productos ácidos y derivados alcalinos que contengan cloro.

Las telas serigráficas sintéticas, sobre todo el nylon y el fotonyle – las más utilizadas – son menos higroscópicas que la seda natural, y las pantallas construidas con ellas presentan una gran resistencia.

Las telas metálicas, aunque son más resistentes, tienen un registro más imperfecto, siendo totalmente válidas para estampaciones industriales, pero no para la creación artística.

No hay respuestas hasta ahora. Se el primero en dejar una →

Deja un comentario