Totenart

El roble Grande de la Solana, escultura muerta

Hace unos días conocíamos que el Roble Grande de la Solana estaba muriendo por actos de vandalismo a base de herbicidas y cortes muy localizados, con total intencionalidad para provocar la muerte del centenario.

Ubicado en el Valle del Jerte este árbol es uno de los más singulares de toda extremadura, con 300 años de historia.  Ahora está completamente seco, en sus 18 metros de altura y sin rastro de los 29 metros de copa que tenía en su frondosidad.

Roble-Grande-Solana-escultura-natural-noticia-totenart

Tal vez no ubiqueis la relación de esta noticia en una página web de arte, pero aquí llega el motivo artístico. El  Roble Grande de la Solana tenía una belleza singular y era todo un emblema para los ciudadanos y turistas de la zona, que no han querido desprenderse de su árbol.

En el Valle del Jerte buscan la manera de conservarlo, a modo de escultura para que su huella sea imborrable. De momento y hasta que sus ramas sequen del todo, se intentará que la forma del roble permanezca intacta y cuando ello sea insostenible será la escultura más pura la que simule al  Roble Grande de la Solana.

Roble-Grande-Solana-escultura-natural

No ha sido un trance sencillo para los ciudadanos, pero desde luego que desde el punto de vista de la escultura y del arte en general es un gran soplo que ayuda a mantener viva su esencia.

Lo vivo es efímero, el arte puede resultar eterno, inmortal.

¿Qué tipo de escultura propondrías para hacer esta escultura? ¿Con qué materiales? ¿Hay en tu ciudad o población algún elemento que te gustaría trasladar a escultura para poder hacerlo inmortal?

No hay respuestas hasta ahora. Se el primero en dejar una →

Deja un comentario