Totenart

El hilo como pintura: Cayce Zavaglia

¿Retratos hechos con óleo sobre lienzos tradicionales? Nada más lejos de la realidad. Cayce Zavaglia deja a un lado pinceles y pinturas en sus retratos hiperrealistas, y utiliza lanas de colores para crear sus impresionantes cuadros. Desafía nuestros sentidos con su forma de bordar sobre los lienzos.

En sus manos se desdibuja la frontera entre el bordado y la pintura. Con lanas de diferentes tonos va creando manchas en el lienzo, que poco a poco van adaptando la forma de partes del cuerpo, ropas, adornos…  Y es que, aunque esta artista no utilice materiales ni pigmentos tradicionales para crear, es difícil no catalogar estos retratos como verdaderos cuadros.

Retrato de lana hecho por Cayce Zavaglia

Detalle del retrato con hilo hecho por Cayce Zavaglia

La artista Cayce Zavaglia nació en Valparaíso, Indiana, en 1971.  Aunque no trabaje de forma convencional sobre el lienzo, se considera a sí misma pintora y está orgullosa de haber creado su estilo personal basado tanto en las manualidades como en la pintura tradicional. Al principio le frustraba el hecho de tener que trabajar con colores preestablecidos que limitaban su paleta, pero poco a poco fue creando su propia técnica que le permite simular los tonos que desea.

«Mi trabajo hunde sus raíces en la tradición de los tapices, y en mi propio amor por las artesanías. El uso de lanas en lugar de óleos me ha permitido ampliar el diálogo entre el retrato y el proceso de creación, así como proponer una nueva definición para la palabra ‘pintura'», explica Cayce cuando le preguntan por su trabajo.

Retrato de una mujer hecho en lana, por Cayce Zavaglia

Pero, ¿cómo bordar a mano retratos tan realistas? Su proceso de creación comienza por la fotografía. Cayce suele hacer unas 100 y 150 fotografías por cada retrato, de las que después selecciona la mejor imagen que pasará a la lona. Estudia el color, la luz y la mirada del protagonista. Y después trabaja con un hilo de bordar sobre un lienzo de tela de lino belga.

Cayce plasma las sombras, las luces y los colores con tanta seguridad como un maestro de la pintura. Utiliza los hilos como si fueran un lápiz: no sigue una única dirección sino que se adapta a las formas de la piel, el pelo o las vestiduras. De esta manera sus cuadros obtienen texturas y efectos visuales increíbles, cercanos al impresionismo. ¿No os recuerdan un poco al famoso autorretrato de Van Gogh?

Retrato infantil hecho en lana, por Cayce Zavaglia

La idea de hacer arte con lana no hubiera surgido si sus circunstancias hubieran sido diferentes, porque Cayce Zavaglia cambió los pinceles, óleos y pinturas por hilo y aguja cuando nació su hija. «Fue su nacimiento lo que me impulsó a establecer un estudio no tóxico en casa», aclara la artista. Preocupada por la salud del nuevo integrante de su familia, se deshizo de los barnices y sustancias que podían afectar a la pequeña y los reemplazó por materiales nuevos con los que sólo había trabajado durante su infancia. ¡Y menudo resultado!

Cayce Zavaglia | Portrait and Process from Garrett Zavaglia on Vimeo.

Y a vosotros, ¿no os dan ganas de aprender a coser?
¿Alguna vez os habéis atrevido a usar hilos de colores en lugar de pinturas?

Una respuesta a "El hilo como pintura: Cayce Zavaglia"

  1. Obras maestras hechas con gominola - Noticias de Totenart 25 Jun, 2014 at 16:46

    […] ni tinta, a veces con lo que tenemos más a mano nos sirve. Recortes, pelo humano, lápices usados, hilo… ¡o incluso comida! El Museo de los Niños de Indianápolis ha añadido a su colección unas […]

    Responder

Deja un comentario