Artista destacado, Totenart

Olga Diego, dibujando hasta desfallecer

La artista alicantina, Olga Diego se ha encerrado a vivir una experiencia que muy pocos se atreverían. Se ha encerrado en una habitación a pintar hasta que le flaquearan todas las fuerzas, de manera ininterrumpida. 

58 agotadoras horas ha estado esta alicantina enclaustrada en una pequeña habitación sin ventanas en elk ESPACIO SCAN de Londres llevando a cabo esta aventura.

No se trataba de batir un récord Guiness, ni era una apuesta, ni una reivindicación… sólo se trataba de explorar los propios límites de la creación de la artista.

58 horas y 15 minutos, casi dos días y medio sin dormir con el único propósito de dibujar, de dibujar sin parar. De no parar de crear con su lápiz y su pincel en papeles, suelo y paredes.

El resultado de esta inolvidable aventura forma parte de un proyecto que lleva por nombre Transcription/Non Stop Drawing . La muestra se inaugurará en cuanto Olga Diego se recupere por completo de esta experiencia y pueda ordenar los sentimientos y procesos por los que fue pasando a medida que los segundos, minutos, horas, días se fueron consumiendo y las inmaculadas hojas se tornaban en dibujos cada vez más cargados de connotaciones y sentimientos encontrados que de belleza per se.

Durante esta maratoniana jornada de creatividad, se ha grabado cada segundo y las obras están catalogadas siguiendo una línea temporal que ayude a discernir como va evolucionando la mente y sus procesos de creatividad a medida que la presión y el cansancio van haciendo mella.

El austero mobiliario también ha desempeñado un papel relevante. Toda decoración era una mesa, una silla, un pequeño radiador, un ordenador y un reproductor de música (tan solo sonó jazz y música clásica).  Durante el encierro no dejó de dibujar ni un solo instante, ni mientras comía, ni tan siquiera cuando tenía que hacer sus necesidades. En ningún momento paró de crear.

Cuando se propuso este reto no tenía claro cual iba a ser el resultado ni como reaccionaría al llegar a ese punto de no retorno, en el que el proyecto tuviera que finalizar por la falta de fuerzas. Pero a dos días de haber salido, reconoce que no ha sido tan duro como lo imaginó. Hazaña que al resto de los mortales nos parece más que complicada.

Este no es el primer proyecto a gran escala, de hecho hace unos años ya utilizó una gran figura hinchable para llenarla de letras y palabras

olga-diego-totenart-muesta

 

La exposición de Transcription/Non Stop Drawing permanecerá en Londres hasta el 3 de febrero, y posteriormente Olga Diego prevé poderla mostrar en otras ciudades, entre ellas, por supuesto su Alicante natal.

¿Que te ha parecido?

¿Te atreverías a aceptar un reto como este?

Una respuesta a "Olga Diego, dibujando hasta desfallecer"

  1. crmonzondelgado 29 Ene, 2018 at 08:17

    Genial…

    Responder

Deja un comentario