Artista destacado, Totenart

Obras maestras de la pintura hechas con gominolas

Para crear no siempre se necesitan pinceles, óleos ni tinta, a veces con lo que tenemos más a mano nos sirve. Recortes, pelo humano, lápices usados, hilo… ¡o incluso comida! El Museo de los Niños de Indianápolis ha añadido a su colección unas impresionantes reproducciones de obras maestras del arte hechas con gominolas.

El resultado es impresionante, parecen recién salidas del la fábrica de dulces de Charlie y la Fábrica de Chocolate, ¿verdad? ¡Hay que ver lo que puede hacerse con talento y una buena idea! Un plato de dulces nunca ha sido tan divertido, y estas pinturas hechas con chucherías ayudan a que los más pequeños desarrollen el amor por el arte desde el primer momento.

La noche estrellada, Van Gogh

Utilizando grageas de 50 sabores (y los colores para distinguirlas), se consigue una paleta de colores de caramelo tan extensa como para pintar las obras de artistas tan diferentes como Van Gogh, Leonardo Da Vinci, Hokusai o Johannes Vermer. Este arco iris de sabores sirve para componer imágenes que sonrojarían a cualquier caja de lápices o rotuladores.

Los caramelos de melocotón o piña sirven para hacer la piel, las gominolas de fresa son ideales para los labios, el chocolate puede ir en los ojos o el cabello, los arándanos adoptan el tono perfecto para crear el agua y los vibrantes azules de Van Gogh…  En estas obras no se desperdician colores.

La gran ola de Kanagawa, Hokusai

Estas divertidas y curiosas obras de arte con gominolas son una excusa perfecta para enseñar a los más pequeños de la casa a apreciar la belleza y la creatividad. Seguro que a partir de ahora no verán de la misma manera las tartas de chuches ni los paquetes de chicles del kiosko.

Arte con comida: la joven de la perla

Un ejercicio para los niños puede ser preguntarles cuántos caramelos creen que forman cada obra (desde 9.000  a 12.000 grajeas), de qué sabores son las chucherías de cada parte del cuadro o con qué elementos de la casa podrían lograr cada color. ¡Lo que sea por despertar su imaginación! Seguro que a partir de ahora están mucho más motivados para ir al museo.

Leonardo Da Vinci: Mona Lisa

Y a vosotros, ¿os gustan estos cuadros hechas con gominolas?

¿Se os ocurre algún otro material comestible para crear obras de arte?

Una respuesta a "Obras maestras de la pintura hechas con gominolas"

  1. 6 ideas para potenciar la creatividad de los niños - Totenart 23 Jul, 2014 at 11:40

    […] a crear sus propios sellos para estampar carvando algo tan cotidiano como una patata? ¿Y si utilizamos gominolas para recrear imágenes? ¿Qué tal usar rollos de papel higiénico para hacer muñecos […]

    Responder

Deja un comentario