Artista destacado, Exposición, Formación, Movimientos Artísticos, Totenart

El graffiti que se come la contaminación

¿Te imaginas un mural que elimine la contaminación? Pues hazlo! Desde octubre Roma cuenta con el mural ecofriendly más grande de Europa, hoy os contamos donde está y quién ha pintado el mural Hunting Pollution!

Hunting Pollution

Veronica De Angelis es la orgullosa propietaria de un edificio de ocho plantas situado en Via del Porto Fluviale, una de las calles más transitadas de Roma. Desde siempre, ha querido regalarle algo a su ciudad y por ello, ha aprovechado este inmueble construido por su abuelo durante la posguerra para realizar el graffiti ecofriendly más grande de Europa.

Verónica no solo ha cedido el muro sino que ha organizado la realización de la obra y ha financiado el proyecto a través de la asociación Yourban2030, de la que es presidenta. Ha contratado al artista Federico Masa, conocido como Iena Cruz, para realizar este mural que cubre toda la fachada exterior del edificio. Así, el artista, ha pintado este mural de más de 1.000m². Una obra que, gracias a su pintura, absorbe la contaminación producida por 167 coches al día.

totenart-Hunting-Pollution

 

La pintura que se come la contaminación

La ubicación del mural no es casual, la Via del Porto Fluviale es la entrada que conecta el barrio de Trastevere con el de Ostiense y, por ello, una de las más transitadas de Roma. Día a día, cientos de coches se acumulan en esta entrada y este graffiti ayuda a eliminar la contaminación que provocan.

El mural ha sido bautizado como Hunting Pollution, o, su traducción, «Cazando la contaminación». La obra no está pintada con la típica pintura en spray, si no que se ha utilizado un nuevo tipo de pintura denominada Airlite. Esta, mejora la calidad del aire acabando con los malos olores, destruyendo el 99,9% de las bacterias y repeliendo el polvo.

totenart-graffiti-pollution

Esta pintura se activa al entrar en contacto con la luz provocando que las partículas de contaminación se vuelven en moléculas no dañinas. Cada 12m² pintados con esta pintura absorben la contaminación de un coche al día. Veronica De Angelis no solo ha tomado la decisión de pintar el mural, ha pintado todo el edificio. 2.000m² que equivalen a un bosque con 30 árboles y eliminan la contaminación de 167 coches al día.

Os dejamos con un pequeño reportaje sobre el proceso de la obra que pronto se convertirá en un documental!

Qué os ha parecido esta iniciativa artistas? Conocíais algún otro proyecto parecido?

Esperamos vuestros comentarios, y si te ha gustado, compártelo!

Imágenes: Benedetta Ristori

 

Una respuesta a "El graffiti que se come la contaminación"

  1. Pintar con la contaminación es posible - Noticias de Arte Totenart 11 Mar, 2019 at 10:06

    […] e ingenieros llevan a cabo proyectos para luchar contra ella. Hace tiempo os hablábamos de un grafiti que se comía la contaminación. Ahora, una empresa India, ha conseguido convertir la polución en […]

    Responder

Deja un comentario