Lienzos y Bastidores

Lienzos y Bastidores

Lienzos con tela en grosor tradicional y lienzo en doble grueso y 3D.

Encuenta aqui bastidores de madera con tela de algodón y bastidor de madera con tela de lino en formatos de medida figura, paisaje y marina, y lienzos en blancoo cuadrados, alargados y redondos. Tenemos bastidores para lienzos en todas las medidas para tus cuadros.   

Cuadros y lienzos para pintar, bastidores, Tablilla, Tela algodón y lino en rollo para pintar, bastidor okume y listones para preparar tu bastidor y tu lienzo!

Lienzos y Bastidores para pintura

Los lienzos son un material básico a la hora de pintar, son los soportes más clásicos para técnicas como pintura al óleo, acrílico o gouache y, por este motivo, es una herramienta que debes conocer! Y, para conocer los diferentes tipos de lienzos que se encuentran en el mercado, vamos a empezar por tener en cuenta la forma en la que estos se fabrican:

¿Cómo se fabrica un lienzo?

A la hora de adquirir un soporte para pintar puedes optar por comprarlo montado o por conseguir las piezas necesarias para realizarlo tu mismo. En este caso te enseñamos los conceptos básicos que necesitas saber para poder montar tu propio lienzo, es un proceso muy artesanal que te permitirá tomar muchas decisiones y personalizar al 100% tus obras!

Qué necesitaro para fabricar un lienzo

  • Bastidor de madera
  • Tela
  • Grapadora profesional
  • Pinceles, brochas o espátulas
  • Gesso o otro producto para imprimar

Cómo montar un lienzo paso a paso

1.- Cómo preparar el bastidor

Lo primero que deberás hacer para fabricar tu propio lienzo es montar el bastidor de madera, esto suele ser un procedimiento sencillo aunque hay diferentes tipos de bastidores, como veremos más adelante. En caso de que en vez del bastidor como tal, hayas conseguido listones de madera sin cortar el proceso es un poco más largo: En caso de usar maderas vírgenes, deberás cortar los listones de madera del tamaño que necesites y graparlos o unirlos con otros materiales como masilla.

 

En algunas ocasiones, cuando el lienzo que estás fabricando es grande, se recomienda reforzar la construcción con otros listones. Estas piezas se denominan travesaños y están disponibles en diversas medidas.

Actualmente, los bastidores también se pueden comprar sin tela, por lo que te ahorrarías el proceso de construcción!

2.- Cómo entelar el bastidor

Para poder fijar bien la tela es importante que a la hora de recortarla, dejes 5 cm por cada lado. Se recomienda que, si son las primeras veces que entelas, dejes un poquito más.

 

Una vez la tela cubra el bastidor y llegue a la parte posterior de este, puedes comenzar a tensarla. Para ello, grapa (por la parte posterior) uno de los lados del bastidor, las grapas deben separarse por 3 o 4 cm. Cuando esté fijada de forma correcta, estira la tela hasta el lado contrario y ténsala lo máximo posible.

3.- Cómo imprimar el lienzo

Cuando la tela está perfectamente montada sobre el bastidor llega el momento de prepararla para poder pintar encima. En caso de que no hayas comprado la tela ya preparada deberás aplicarle la imprimación, este proceso se llama imprimado. El imprimado consiste en aplicar sobre la tela una mezcla preparada para poder pintar sobre el lienzo. Gracias a esta capa, la pintura se quedará en la superficie y no lo absorberá la tela.

Hay múltiples formas de realizar la imprimación pero, una de las más cómodas es aplicar gesso directamente sobre la tela. Con la ayuda de un pincel, vierte un poco de gesso sobre el soporte y espárcelo hasta que quede uniforme. La cantidad de capas que apliques de este producto depende del acabado que quieras conseguir, para comenzar basta con que apliques una capa que cubra toda la tela.

Dentro del proceso de montaje de los lienzos encontramos diferentes materiales que deberemos seleccionar antes de comenzar, dependiendo de el estilo que estemos buscando.

Tipos de tela para la fabricación de lienzos

Respecto a la elección de la tela para preparar nuestro propio cuadro, depende de muchos factores. Desde Totenart recomendamos realizar pruebas para así poder comprobar con que tela te sientes más cómodo!

  • Tela de Lino

Una de las telas más utilizadas para el montaje de lienzos es el lino. Si bien es cierto que es una de las más caras, esta tela está muy demandada por su calidad. Este tejido se caracteriza por su trama irregular y por su rigidez, es mucho más duradero que otros materiales y su imprimación más trabajada. Esta tela se recomienda para artistas que disfrutan pintando con capas finas y sin textura.

Lienzo de Lino

 

Otra de las características que hacen especiales a estos lienzos es su acabado, ya que, además de estar sujetos con grapas en la parte posterior, suelen llevar tachuelas en los laterales.

  • Tela de algodón para lienzos

Los lienzos de algodón son más asequibles que los de lino, por lo que son los que más se utilizan. Las telas de algodón no tienen la misma resistencia que el lino pero si les aplicas una buena imprimación no tendrás ningún problema con ellos. Respecto a estos lienzos, es muy habitual que lleven algunos hilos de tela sintética ya que al secarse favorecen al tensado.

Estas telas son recomendables para pintar con textura siempre y cuando realices una imprimación gruesa! Además, es una tela muy cómoda para sacarla del bastidor y volver a montarla siempre que lo necesites.

  • Tela de Yute

Otra de las telas recomendadas para el montaje de lienzos es el yute. Esta tela es muy dura y muy resistente por lo que puede servirte de ayuda en algunas ocasiones, De todas formas, este tejido se utiliza cada vez menos para pintar, ya que está siendo sustituido por otras telas sintéticas.

Acabados de la tela para pintura

Otra de los puntos que debes tener en cuenta a la hora de preparar tu propio lienzo es su acabado, puedes optar por comprar una tela imprimada o sin imprimar, una vez más, esto dependerá del gusto del artista.

Respecto a las telas imprimadas pueden ser blancas o transparentes. En el caso del lino, por ejemplo, puedes adquirirlo de las dos formas y dependiendo de tu estilo podrás pintar sobre blanco o sobre el color crudo de la tela.

 

Otra opción es que compres la tela sin imprimar, en este caso la deberás hacerlo tu mismo. ¿Sabes por qué debes imprimar la tela? Está claro que en el arte no hay nada obligatorio y puedes pintar sobre una tela sin imprimar, pero hay múltiples motivos por los que esto no es una buena idea. Entre ellos, cabe destacar que la tela sin imprimar absorbe demasiado el color y mucho se pierde, además, lo absorbe de forma irregular por lo que la obra tendrá un acabado extraño. Por otra parte, las telas sin imprimar son más sensibles a la humedad y a los hongos.

Respecto al proceso de imprimación, este se puede hacer de diferentes formas:

1.- Imprimación de la tela con Gesso

La imprimación con gesso es una de las más utilizadas por su comodidad y su resultado. Tan solo debes verter un poco de gesso sobre la superficie a imprimar y estirarlo correctamente con un pincel o similar. Podrás aplicar más capas o menos dependiendo del resultado que quieras conseguir, cuando más gesso apliques, más textura.

El Gesso no es más que una mezcla de látex y pigmento blanco de titanio, por lo que podrás realizarlo tu mismo con la concentración que más te guste.

2.- Imprimación con Cola de conejo

La cola de conejo es un tipo de imprimación artesanal, este producto no se compra preparado para imprimar, por lo que deberás realizar un proceso previo antes de utilizarla. La cola de conejo se vende en tableta o en grano y para utilizarla deberás tratarla previamente.

 ¿Cómo preparar la Cola de Conejo?

 

Si bien es cierto que el proceso puede parecer un poco tedioso, merece la pena por su resultado. La cola de conejo estira la tela, por lo que, una vez imprimado el lienzo no tendrá ni una sola arruga. Por otra parte, añadir pigmento a la cola de conejo es opcional por lo que podrás imprimar en transparente o con el color que tu quieras!

3.- Imprimar lienzos con Látex

El látex, también conocido como cola vinílica, produce en la tela una imprimación similar a la de la cola de conejo pero, a diferencia de esta, se vende preparada para utilizar por lo que su proceso es mucho más simple. Lo que debes tener en cuenta que el látex, a diferencia de la cola de conejo no estira la tela por lo que debes plancharla muy bien para evitar posibles arrugas.

Tipos de Lienzos

Además de la tela, hay otras variantes que puedes utilizar para personalizar tus lienzos en su fabricación, entre ellos está el tipo de bastidor que utilizas, su grosor y la colocación de su tela.

Tipos de lienzos según su ensamblaje

  • Bastidor español o de horquilla: En estos bastidores, una madera se introduce en un espacio de otra madera. Este tipo de ensamblaje consta de tres partes: espiga, pestaña y mocheta.
  • Bastidor francés: Este tipo de bastidor inserta una parte de un listón en otro. También se conoce como bastidor en inglete y destaca por la facilidad con la que se monta, además, este sistema permite una gran variedad de combinaciones.
 
 Bastidor de horquilla Bastidor francés


Tipos de bastidores según su grosor

  • Lienzo estrecho o lienzo tradicional:Según su formato, los lienzos estrechos suele ser de 1,6, 1,8 o 2,0 cm. Cuanto mayor es el formato, son más gruesos, de esta forma tendrán más fuerza. Respecto a sus grapas, pueden estar sujetos en los laterales o en la parte posterior y suelen enmarcarse.
  • Lienzo doble grueso: Este tipo de lienzo, conocido como lienzo 3D o caja, suele oscilar entre 3,5, 3,8 o 4 cm de ancho, según fabricantes y formatos. La tela de este tipo de bastidores se grapa por detrás para que el artista pueda pintar los laterales del marco, de esta forma no hace falta enmarcar la obra.
Tipos de bastidores según montaje de la tela
  • Tela pegada: En estos lienzos, la tela está adherida completamente a los laterales del bastidor.
  • Tela al aire: Este tipo de montaje se caracteriza porque la tela no va pegada al bastidor, si no que los listones cuentan con un pequeño relieve que mantiene la tela en el aire.
 
 Tela Pegada  Tela al aire

Formatos de Lienzos

Respecto a la elección del tamaño de los lienzos, es importante que conozcas las medidas universales de los bastidores. Este, es un sistema que iguala las medidas de largo y ancho de los lienzos internacionalmente. Este método se inventó en Francia en el siglo XIX y se usa para facilitar la fabricación de bastidores a nivel mundial.

Existen tres formatos de bastidores: figura, paisaje y marina: 

 

Además de los lienzos tradicionales, cada vez hay más formatos para ayudar al artista a dejar fluir su creatividad y realizar composiciones sorprendentes! Entre ellos encontramos:

  • Redondos
  • Cuadrados
  • Rectangulares
  • Triangulares
  • Corazones

 

Lienzos redondos y ovalados  Lienzos esquineros Lienzos en forma de corazón

 

Otros tipos de lienzos

Cabe destacar que con el tiempo la oferta de lienzos ha aumentado considerablemente. Aunque seguimos entendiendo por lienzo clásico el bastidor entelado, cada vez son más las opciones que puedes encontrar en el mercado, entre ellas destacan:

Bastidor con chapa Okume

Los bastidores de contrachapado, también conocidos como Lienzos Okume están fabricados con un tipo de tablero compuesto por finas capas de madera encolada. Suelen tener un grosor de más de 3 cm y se pueden utilizar para cualquier técnica de pintura!

Lienzo Okume

 

Estos lienzos tienen una gran rigidez, por lo que, a diferencia de los de tela, no tienes que preocuparte por el movimiento del soporte ni porque este pueda agrietar tus pinturas. Los bastidores con chapa son ideales para pintar con técnicas quebradizas, además, gozan de una gran resistencia al paso del tiempo, incluso en exterior.

Tablillas enteladas

Las tablillas enteladas son soportes compuestos por una lámina de madera o cartón prensado de gran resistencia que, por uno de sus lados cuenta con una tela pegada e imprimada para pintar sobre ella. Al estar preparadas para utilizar son muy cómodas para la realización de bocetos o para pintar al aire libre, además, están recomendadas para artistas que comienzan con el óleo o acrílico, tanto por su precio como por la facilidad con la que se trabajan.

Papel con textura de Lienzo

Si eres de los que les gusta el papel ¡no te preocupes! en la actualidad puedes pintar técnicas de lienzo sobre papel... El papel lienzo proporciona un soporte ligero, listo para utilizar en cualquier parte, ya sea en estudio o en exterior. A pesar de su ligereza, este soporte destaca por su resistencia, tanto a la pintura como al paso del tiempo y a la luz. Lo mejor es que este papel lo puedes encontrar en múltiples formatos: como blocs, hojas sueltas o incluso en rollos de papel.

Lienzos de acuarela

Además de la pintura al óleo o el acrílico hay otras técnicas con las que trabajar sobre este tipo de soportes. En la actualidad existen lienzos para acuarela, compuestos por una textura muy especial, además, por su acabado tan fino son ideales para trabajar el hiperrealismo con cualquier técnica!

Como ves, hay una gran cantidad de soportes que puedes utilizar! Solo tienes que encontrar el tuyo... Y si tienes alguna consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros!